Proyecto educativo

Del análisis del contexto del colegio y de las prioridades educativas de la Fundación (Plan Estratégico), se desprenden las siguientes líneas de actuación que consideramos prioritarias en nuestra acción educativa:

  • Pilares FEFCEcumenismo. La existencia de diferentes confesiones en el centro es una oportunidad para el diálogo con aquellos que no comparten nuestro credo. Convencidos que son muchas más las cuestiones que nos acercan que las que nos desunen, pondremos el acento en aquello que compartimos, tendiendo siempre puentes para el diálogo y el acercamiento mutuo. El descubrimiento de Dios, conlleva todo un itinerario previo en el que se debe ir cultivando la interioridad de la persona para hacer posible ese encuentro y poder trascender en último término. En este camino podemos acompañarnos, e incluso enriquecernos, los unos a los otros.  Todo esto sin renunciar a nuestra propia Identidad.
  • Multiculturalidad. En un mundo globalizado como el que nos toca vivir, la multiculturalidad nos ofrece la oportunidad de recrear en nuestro propio centro la aldea global en la que tendrán que desenvolverse los alumnos cuando sean adultos. Se trata pues de ser capaces de descubrir y valorar positivamente las diferencias para ponerlas al servicio del proceso educativo.
  • Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC’s). A estas alturas en las que nos encontramos ya nadie cuestiona las bondades que pueden brindarnos las nuevas tecnologías de la información para favorecer los aprendizajes. La implantación generalizada  de las TIC’s en todos facetas de la vida de manera hace los aprendizajes necesarios para adquisición de un nivel adecuado de competencia digital en los alumnos adquieran un carácter instrumental. Desde este punto de vista, ser un “centro TIC” pasa a ser una de nuestras señas de identidad.
  • Lenguas extranjeras. La enseñanza de lenguas extranjeras, y el desarrollo de la dimensión europea y global se entiende también como un elemento fundamental dentro del Proyecto Educativo del centro. Una apuesta decidida por este refuerzo se traduce en la adopción de las necesarias medidas organizativas y metodológicas, dentro de las posibilidades que ofrezcan los propios recursos. En el horizonte, un modelo de centro oficialmente bilingüe.
  • Educación en valores. Nuestra escuela aparece como depositaria histórica de unos valores que parecen gozar de poco crédito en algunos casos. Al hablar de valores, se hace necesario explicitar claramente cuáles son esos valores que se pretenden transmitir. Como escuela cristiana, y por ende humana, asumimos valores humanos y democráticos y promovemos como valor central el de la persona, buscando su dignidad y realización plena. Queremos formar a nuestros alumnos para que sean capaces de realizar opciones libres y responsables; con capacidad de afrontar sus situaciones personales y sociales en cada momento con criterios propios; solidarios, y justos en sus decisiones y opiniones, resaltando la tolerancia, el diálogo y el respeto al otro como fundamento de la convivencia pacífica.

Además, como transmisores de la Buena Noticia y fieles a nuestra herencia dominicana, pretendemos abrir a nuestros alumnos a la trascendencia, condición necesaria que les pueda llevar a descubrir y aceptar la presencia de Dios en sus vidas.

No se admiten más comentarios